Código de ética de Antón Puga Antigüedades

Este código de ética surge en Antón Puga- arte y antigüedades con la idea de acercar al público en general, nuestra manera de entender una profesión a menudo desconocida y atacada en estos últimos tiempos por el intrusismo profesional.

 

 

La comercialización de obras de arte y antigüedades es una profesión un tanto atípica, a menudo tratamos con objetos que tienen un alto valor sentimental para nuestros clientes, se nos confían muchos datos privados que deben ser tratados con la máxima seriedad y discreción, trabajamos con materiales protegidos o sujetos a una Legislación específica, etc. Por estas razones y muchas más en Antón Puga- Antigüedades tenemos claro el camino que queremos tomar y para ello elaboramos unos principios empresariales y unos principios de conducta que nos exigimos a nosotros mismos cada día.

Principios empresariales:

-         Confiabilidad: La confianza de nuestros clientes y colaboradores es vital para nosotros, para lograr lazos de unión a largo plazo entendemos que este concepto debe ser una máxima dentro de nuestra empresa.

-         Servicio al cliente y Calidad: Tanto en el ámbito de la venta de antigüedades como en el ámbito de la restauración de muebles y obras de arte, la satisfacción de nuestros clientes debe de ser total, nos preocupamos en todo momento de ofrecer unos servicios que cubran las expectativas creadas al acercarse a nuestra empresa.

-         Innovación: Conscientes del cambio que ha supuesto internet en la manera de relacionarnos con nuestros clientes,  nos preocupamos por estar actualizados en lo referente a nuevas tecnologías.

Principios de conducta:

-         Honradez: en todo momento y en cualquier situación la honradez guía nuestro camino. Es imprescindible para nosotros porque buscamos relaciones con nuestros clientes que sean duraderas en el tiempo.

-         Respeto: Es la base de cualquier relación humana y en nuestra profesión también es indispensable. En Antón Puga- Antigüedades proporcionamos un ambiente en donde se valoran los intereses y gustos de cualquiera de nuestros clientes, así como también un máximo respeto a sus ideologías.

-         Discreción: En Antón Puga cualquier interacción entre cliente y empresa es totalmente privada, no existe ninguna circunstancia por la que esta confidencialidad pueda romperse.

 

Muy agradecidos por su interés en nuestra profesión y por su visita a esta web.

Antón Puga. Santiago de Compostela.