Kintsugi, una manera diferente de restaurar cerámica y porcelana.

Cuando afrontamos la restauración de una pieza valiosa de cerámica o porcelana, nuestra idea siempre es que quede perfecta, que no se note la rotura o desperfecto que sufrió dicha pieza. Tenemos la creencia de que esa rotura le restará valor y que cuanto antes hay que intentar devolverla al estado original. Nosotros somos una empresa que nos dedicamos a este tipo de restauraciones y somos bastante buenos por cierto.

 

 

Hoy mientras leía sobre las restauraciones de porcelana y cerámica me encontré con la manera que tienen de restaurar los japoneses, Kintsugi (carpintería de oro en japonés). Es un arte japonés que consiste en la fijación de las piezas de cerámica o porcelana rotas, con una mezcla de resinas y polvo de oro, plata o platino. Dicho trabajo tiene un fondo filosófico y cultural muy acorde con los nipones, en lugar de tapar e intentar esconder la rotura, lo que ellos hacen es ensalzarla cubriéndola con materiales nobles que remarcan un episodio de la vida de ese objeto.

Este tipo de arte puede tener su origen en el siglo XV, cuando Ashikaga Yoshimasa manda a arreglar un juego de té a China y se lo devuelven todo lleno de grapas o lañas. Ante tal horrible visión y la decepción ante el trabajo de los chinos, encarga en Japón que investiguen una manera correcta de solventar esas roturas en las piezas de porcelana.

                                                                                   kintsugi2.jpg - 43.9 kb

Me parece muy acertada la visión nipona, no sólo no buscan tapar y esconder la rotura sino que la iluminan literalmente. Tiene que ver con muchos valores que rige su sociedad, como saber aceptar lo cambiante de lo que sucede a nuestro alrededor, saber aceptar los golpes que te da la vida, todos los días estamos expuestos a que nos suceda algo y debemos estar preparados para aceptarlo y tomarlo como una lección……………..

Antón Puga. Santiago de Compostela.